La preciosa, impresionante pick-up Chevrolet 67 desde Morelia

pick-up Chevrolet 67

Ricardo Tinoco es el propietario de esta pick-up Chevrolet 67, captada hace ya algunos meses durante una gira fotográfica celebrada en Morelia, Michoacán. El nombre proviene de… bueno, me parece que las fotos hablan por sí solas.

Se trata de una troca de esas que llaman la atención donde se presenta y que provocan que uno saque el celular y le tome algunas cuantas fotos para llevarlas de recuerdo y recordar que en México no tenemos nada que envidiar a las restauraciones de autos clásicos que se realizan en Estados Unidos.

Mejores autos clásicos de México

Esta pick-up Chevrolet 67 destaca no sólo por su atractivo color rojo de carrocería o por los rines American Racing, sino por el estupendo trabajo de restauración que Ricardo, oriundo de Michoacán, llevó a cabo.

Cromo y color rojo en el exterior de esta pick-up Chevrolet 67

La carrocería de esta troca Chevrolet 67 resalta gracias a sus múltiples elementos cromados, entre ellos: defensas biseles de faros y los espejos laterales de brazo largo. Al frente nos encontramos la parrilla con marcos cromados y al frente de ella, el emblema del corbatín en color negro.

Mejores autos clásicos de México

Detrás de los rines American Racing alcanzamos a percibir los cálipers pintados de color rojo.

El motor de la troca

Cuando Ricardo abrió el cofre de su camioneta pudimos observar el motor original de 8 cilindros que también fue sometido a un intenso trabajo de restauración y modificación.

En él destaca el filtro de aire original, pintado al tono de la carrocería, lo mismo que las tapas del motor. En general el trabajo aplicado en la bahía del motor denota el buen gusto de Ricardo por los autos clásicos.

Mejores autos clásicos de México

En el interior prosigue el tema rojo que observamos en el exterior, comenzando por los asientos heredados por un Mazda y tapizados en cuero color rojo. El mismo tono repite en el tablero, al centro del cual encontramos el autoestéreo y los controles originales del defroster.

Las tapas de puertas fueron pintadas del mismo color y en ella sobresalen las manijas cromadas.

Si nos vamos a la parte posterior de esta pick-up Chevrolet 67 descubriremos la defensa cromada, las calaveras propias del modelo. Si levantamos la vista descubriremos la batea de carga que fue cubierta con piso de fina madera barnizada.

En pocas palabras, estamos ante un trabajo de restauración y modificación de primer nivel ¡enhorabuena!

Checa más fotos de esta pick-up Chevrolet 67:

pick-up Chevrolet 67 pick-up Chevrolet 67 pick-up Chevrolet 67 pick-up Chevrolet 67 pick-up Chevrolet 67 pick-up Chevrolet 67

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.